El número tres representa la fertilidad y la trascendencia. El paso siguiente a ser dos, el fruto de la unión de lo femenino y lo masculino. El fruto, la cosecha, la compleción. El sistema cerrado que transita de la dualidad a la creación de algo nuevo y próspero que es, a la vez, la suma de 1 y de 2. Paz.

Comparte el mensaje del Oráculo